buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 1:29 min. rellotge



El Aloe Vera: La sábila se perfila como la planta más beneficiosa

Nadie conoce con exactitud desde cuándo la planta del aloe vera —también conocida como sábila— se está empleando como una de los más potentes y eficaces remedios naturales, comprobado clínica y científicamente a lo largo de la historia de la humanidad.

Su primer uso se remonta a la antigua china, luego, continúa su reinado medicinal a través de Egipto, donde era catalogada como “la planta de la inmortalidad”, ¡no es de extrañarse entonces que Cleopatra la utilizara diariamente para su propio cuidado! Inclusive, se registró que en tiempos de Alejandro Magno se empleó como un potente antiséptico para curar las heridas y enfermedades de sus ejércitos. Así pues, griegos, romanos, hindúes y árabes han recibido y testificado las bondades de este maravilloso fruto.

El aloe vera es originario de África Oriental y Meridional, y se conocen alrededor de unas 200 especies de este género de las liliáceas. Su nombre proviene del árabe “alloeh” que quiere decir “sustancia amarga y brillante” y del latin “vera” que significa verdad. Es una planta de hojas verdes carnosas, que si se cortan transversalmente, exudan un líquido muy amargo y de aspecto acuoso, el cual se debe procesar adecuadamente para ser transformado en preparados finales que llegan a tus manos, bien sea en cápsulas, jarabes, lociones, cremas o geles.

 

Desde adentro

La composición del aloe es única, ya que entre los muchos ingredientes que posee, destacan los aminoácidos —responsables en la síntesis de proteínas—; los diferentes minerales que posee: calcio, magnesio, fósforo, potasio y zinc; y compuestos esenciales como la creatinina —vital en la administración de energía en el organismo—; y los fitosteroles, los cuales cumplen una función anti inflamatoria.

 

El abecé de sus aplicaciones

Sus usos son muchos, he aquí algunos de ellos:

Alergias (de todo tipo), aftas, acidez, amigdalitis, bronquitis, cánceres, catarros, candidiasis, dermatitis, dolor de cabeza, herpes, insomnio, mal aliento, infecciones vaginales, y muchos más…

 

Contraindicaciones

El aloe vera no debe ser utilizado por mujeres embarazadas, ya que tiene propiedades abortivas. Ni tampoco en personas con fiebres, hemorroides o problemas renales. ¡Siempre consulta a tu médico!








...por Oscar E. Matute ...por Oscar E. Matute


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en El Aloe Vera: La sábila se perfila como la planta más beneficiosa

  1. El aloe de Vera es una de las mejores plantas que he utilizado con beneficios para la salud, deja la piel muy suave, si tienes acné te lo saca y te la deja super tersa, también es muy buena cuando te quemas porque te produce sensación de frescura.

  2. Buenos días, por este medio quiero consultarles acerca del problema de cáncer ya que mi esposa lo padece y están a punto de operarla ¿qué se puede hacer en este caso? la sabila cómo le podría beneficiar o cómo debe tomarla, si es que la pudiera tomar, cabe aclarar que a mi esposa ya le hicieron todo tipo de estudios y salió perfectamente de todo, el cáncer es de mama y quisiera que me dieran alguna orientación o que me pueden informar. Les agradezco de antemano su atención y quedo en espera de sus comentarios.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::


Todo el contenido publicado en MundoSalud deberá ser interpretado con fines educativos y no pretende sustituir o reemplazar una evaluación, diagnóstico, tratamiento, consulta o consejos establecidos por su médico o profesional de la salud, ni la visita periódica al mismo.